Navegaci贸n
RGPD > Considerando 116
Descargar PDF

Considerando 116

(116) Cuando los datos personales circulan a trav茅s de las fronteras hacia el exterior de la Uni贸n se puede poner en mayor riesgo la capacidad de las personas f铆sicas para ejercer los derechos de protecci贸n de datos, en particular con el fin de protegerse contra la utilizaci贸n o comunicaci贸n il铆citas de dicha informaci贸n.

Al mismo tiempo, es posible que las autoridades de control se vean en la imposibilidad de tramitar reclamaciones o realizar investigaciones relativas a actividades desarrolladas fuera de sus fronteras.

Sus esfuerzos por colaborar en el contexto transfronterizo tambi茅n pueden verse obstaculizados por poderes preventivos o correctivos insuficientes, reg铆menes jur铆dicos incoherentes y obst谩culos pr谩cticos, como la escasez de recursos.

Por consiguiente, es necesario fomentar una cooperaci贸n m谩s estrecha entre las autoridades de control encargadas de la protecci贸n de datos para ayudarlas a intercambiar informaci贸n y a llevar a cabo investigaciones con sus hom贸logos internacionales.

A fin de desarrollar mecanismos de cooperaci贸n internacional que faciliten y proporcionen asistencia internacional mutua en la ejecuci贸n de legislaci贸n en materia de protecci贸n de datos personales, la Comisi贸n y las autoridades de control deben intercambiar informaci贸n y cooperar en actividades relativas al ejercicio de sus competencias con las autoridades competentes de terceros pa铆ses, sobre la base de la reciprocidad y de conformidad con el presente Reglamento.